clandestino.pe

Pamela Casimiro ahora quiere inventar un aparato para traducir el llanto de un bebé

Pamela Casimiro Rivadeneyra, egresada de la UPLA, es una muestra de que en este mundo de adversidades no hay nada imposible si se trata de hacer realidad los sueños.

Pamela Casimiro Rivadeneyra, egresada de la UPLA, inventó el Smart Container, un calentador de de alimentos.


Lo que ha logrado hasta ahora a su corta edad es motivo de orgullo para su familia, la región Junín y su alma mater, la Universidad Peruana Los Andes (UPLA), en cuyas aulas descubrió que tenía ideas para los negocios y el talento para los proyectos y la investigación.
Así nació “Smart Container”, un invento que además de haber revolucionado el mercado nacional por su novedoso sistema de calentar los alimentos (sólidos y líquidos) en tres minutos, ha ganado cinco premios que lo convierten en una proeza para la ciencia, pues, a diferencia de los electrodomésticos, utiliza energía natural.

Todo ello resume que en nuestra región los jóvenes son capaces de emprender y hacer empresa; superar sus miedos y romper sus límites, creyendo en sí mismos. Pamela Casimiro, se atrevió y es una clara muestra de lucha, perseverancia y decisión.
Pamela, ¿cómo surgió tu invento?
Es un calentador de alimentos que nació por las necesidades de los damnificados de los desastres naturales (terremotos e inundaciones). Las personas pasan difíciles momentos para calentar y cocer sus alimentos, he desarrollado el “Smart Container”, un envase autocalentable inteligente que en tres minutos calienta cualquier producto frío o en estado natural.
Lo que lo calienta está basado en una energía natural. Además, el elemento que utilizo es súper inocuo, natural y apto para el ser humano, es eco amigable, no daña el medio ambiente y es una vitamina.
¿Qué tipo de alimentos podemos calentar?

He desarrollado dos sistemas de envases autocalentables. El primero, el envase de un solo uso, es apto para los productos listos como sopas, leche y chocolate, entre otros. El segundo, el envase reutilizable, está inspirado para cumplir acciones de apoyo social a un costo súper económico y tiene como propósito satisfacer las demandas de la población que más lo necesita, de tal manera que solo se lavan y se vuelven a utilizar.
¿Cómo es el funcionamiento de los envases?
Se pone el dispositivo autocalentable que tiene forma de una tapa rosca. Se coloca en la parte de abajo, se enrosca la tapita y en el último hilo de la rosca (cuando está totalmente encajado) recién se activa y la leche o comida estará caliente en tres minutos.
¿Cuántos centímetros cúbicos tiene, altura y volúmen?
La altura del envase está en 15 centímetros. He desarrollado varios diseños, como el de 250 mililitros para las bebidas, 350 mililitros para las sopas y para las pizzas es más bajo y más ancho. Todos tienen un diseño técnico especializado para un calentamiento homogéneo. El calor sube y cubre todo el alimento.

El “Smart Container” calienta el producto de cero o frío. La sopa o el segundo se calientan en tres minutos, llegando hasta 55 grados Celsius y lo mantiene media hora caliente en la misma temperatura

El envase tiene un diseño especial, pues, contiene dos cámaras: en una cámara se aloja el contenido de los alimentos (parte superior) y en la otra (abajo o inferior) se ubican los elementos que calientan el producto o comida.
¿En qué se diferencia el “Smart Container” del termo?
Del termo su función principal es mantener caliente los alimentos, mientras que el “Smart Container” calienta el producto de cero o frío. La sopa o el segundo se calientan en tres minutos, llegando hasta 55 grados Celsius y lo mejor de todo, es que lo mantiene media hora caliente en la misma temperatura, para luego, recién empezar a enfriarse de forma lenta.
¿Cuándo el público podrá adquirir y gozar de los beneficios de tu producto?
El lanzamiento al mercado de “Smart Container” está programado para este año. Sin embargo, debido a su gran impacto, ya tenemos algunos pedidos previos por algunas instituciones, uno de ellos es el Ejército Peruano. Asimismo, estamos viendo su uso en el Programa Nacional de Alimentación Escolar Qali Warma como parte del proyecto de la lucha contra la anemia, enfermedad que afecta hoy en día a nuestros niños. De igual forma tenemos otras propuestas de empresas de alimentos que desean contar con los envases.
Todo trabajo e invento merece un registro, ¿cómo va la patente?
La patente nacional ya lo tenemos. Fue un proceso de casi dos años. El año pasado hemos activado la patente internacional, toda vez que el sistema autocalentable y reutilizable es el primero a nivel mundial. Si bien es cierto, habrá diferentes sistemas autocalentables, todos son de un solo uso a diferencia de mi invento que ha sido diseñado y creado para ser reutilizable, lo cual la hace más económico y atractivo.
No ha sido lanzado al mercado, pero ya ha ganado varios concursos nacionales ¿Cuáles son esos premios?
“Smart Container” ha ganado cinco concursos. Está el Premio Nacional de la Juventud, organizado por el Ministerio de Educación (Minedu) donde obtuvo el primer puesto en la categoría de Ciencia y Tecnología, luego el Concurso Nacional de Inventos organizado por el Indecopi, obteniendo el premio en la Categoría de Invento Regional. Aquí estuvieron presentes inventores y científicos de diferentes regiones.
Asimismo, está el segundo lugar en el Concurso Nacional de Ciencia y Tecnología organizado por el Ejército Peruano en la Comunidad Científica en Lima, ganador del Concurso nacional Patente de Indecopi y finalista del Concurso Nacional “Para Quitarse el Sombrero” de la Fundación Romero.
¿Cuánto tiempo te ha demandado concretar este invento?
Seis años me ha tomado desarrollar este invento. Son años de lucha, persistencia y audacia. Al comienzo todo es difícil, a veces uno quiere hacer algo, pero no siempre te sale, lo importante es insistir. Las adversidades no fueron motivos para abandonar mi proyecto.

El “Smart Container” ha ganado cinco concursos, uno de ellos el Premio Nacional de la Juventud, organizado por el Ministerio de Educación (Minedu)

¿Cuál es la característica que lo diferencia de los otros productos que existen en el mercado?
 Aparte de tener dos cámaras ubicadas en la parte inferior y superior del envase, es una alternativa saludable e inocua, es decir; no es dañino para la salud, porque funciona a base de energía natural y no utiliza energía eléctrica como las hervidoras, microondas y otros electrodomésticos.

Situación de los inventores del país

¿Cómo está la situación de los inventores en nuestro país?
Hay una triste realidad. Nadie discute que son muy buenos, capaces y competentes creando proyectos geniales. Muchas veces, lamentablemente solo se abocan a la investigación, crean y finalmente venden sus inventos a otras empresas, es decir; les falta ese pasito de romper la valla de inventar y comercializar.
¿Háblanos de tus inventos y qué viene ahora?
Por ahora mi meta está en concretar “Smart Container” y sacarlo al mercado, luego enrumbaré los demás proyectos. Uno de ellos es el “Dispositivo para transformar y purificar el aire contaminado y convertirla en aire puro”, el otro es una “Máquina de realidad 3D” que más adelante les proporcionaré más información. Asimismo, está el invento que lo dejé por tiempo y que fue uno de mis primeros trabajos, se trata del “Aparato para traducir el llanto del bebé”, el cual ya lo estoy retomando a efectos de patentarlo.
¿Cómo ha incidido tu formación universitaria en la cristalización de tu invento?
En la Carrera de Administración y Sistemas tenemos cursos como “Incubadora Empresarial” y “Creatividad Empresarial” cuya base principal está enfocada en la creación de inventos, de hacer cosas nuevas e innovadoras, ahí es donde el estudiante desarrolla su creatividad. Algunos son trascendentes, otros muy buenos y algunos rompen esquemas. Yo, por ejemplo, en ese momento plasmé mis ideas y cuando veo ahora mi lista me pregunto ¿Yo me he imaginado todo esto? Es donde uno tiene que tomar la iniciativa y empezar a concretar sus ideas, eso es lo que yo hice.
 ¿Cómo fue tu vida universitaria?
Desde pequeña siempre me han gustado los números, he ganado concursos de matemáticas y en la universidad el panorama fue distinto, toda vez que los cursos están más abocados a la carrera. Yo agradezco a la universidad por llevar en los primeros ciclos cursos como “Incubadora Empresarial”. Es cuando descubrí mi talento de crear cosas nuevas, además hizo que aflorara mi pasión por los inventos y así empecé a empoderarlo.
Para ti no ha sido fácil seguir tus estudios universitarios ¿por qué?
Siempre quise experimentar y obtener algo por mi propio esfuerzo. En sí, mis estudios en las aulas las compartí con el trabajo. De lunes a viernes trabajaba en la empresa de mi hermano y los sábados y domingos estudiaba, en otras palabras, me he autoeducado.
¿Tú crees que todos tenemos la misma capacidad de hacer empresa?
De hecho, todos tenemos la misma capacidad, lo único que falta es decisión e iniciativa de hacer cosas grandes e innovadoras, además de nacerte. Por ejemplo; de pequeña mi visión siempre ha sido tener mi propia empresa y así colaborar con la sociedad, además de generar movimiento económico y puestos de trabajo. Ahora estoy orgullosa de mi invento, no solo porque ha ganado cinco premios nacionales, sino porque voy por el camino correcto y, no pararé hasta llevarlo a la cima. Su comercialización es la siguiente meta.
¿Cuál sería tu mensaje para los jóvenes que han decidido apostar por la Carrera de Administración y Sistemas?
Decirles que la Carrera de Administración y Sistemas es muy buena y muy interesante. Te ayuda a concebir inventos y a crear ideas innovadoras, sobre todo, algo que le va a servir a la sociedad. Todo tiene que estar inspirado en satisfacer una necesidad y a solucionar un problema.

LEE TAMBIÉN  UNCP es la universidad número 65 en lograr el licenciamiento de la Sunedu
LEE TAMBIÉN Fiscalía allana Cooperativa Shefá en investigación por presunto lavado de activos
LEE TAMBIÉN Junín: Sima volverá a construir obras del Gobierno Regional



Categories: Empresa

Tags: , , ,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas