Responsive image
(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});

Contraloría constata carencia de equipos y personal en comisarías [FOTOS]

Entidad constata ausencia de personal policial en algunos establecimientos, carencia de un plan de patrullaje y la poca conectividad entre la policía y el serenazgo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Como parte de la operación de control “Seguridad Ciudadana 2019”, la Contraloría General de la República, constató en Junín la ausencia de personal policial en algunos establecimientos policiales, carencia de un plan de patrullaje (que debería ser de 24 horas) y la falta de conectividad entre la policía y los equipos de serenazgo.

Además, en casi todos los puestos, el número de efectivos policiales es mayor al de chalecos antibalas, informó la entidad.

La operación de control verifica si los servicios de patrullaje, programas preventivos y atención de denuncias ciudadanas sobre violencia familiar o contra la mujer, que brinda la Policía Nacional del Perú  y los gobiernos locales, se realizan conforme a la normativa aplicable.

Huancayo

El personal administrativo en la Comisaría de Huancayo no se abastece debido a la gran demanda de conflictos sociales por el aumento de la densidad poblacional, migración de extranjeros, proliferación de centros nocturnos, prostitución, violencia familiar y comercialización de drogas.

«La situación se agrava pues el establecimiento policial no tiene destinado recursos para profesionales administrativos, que servirían de gran apoyo», resalta la Contraloría.

Añade que  esta depedencia tienen un número muy reducido de computadoras de escritorio para la demanda presentada; no cuenta con lap tops institucionales y el personal policial debe adquirir y utilizar sus computadoras personales para realizar sus labores, exponiendo la seguridad y confidencialidad de la información elaborada.

«En líneas generales, se contempla que para la amplitud y complejidad de la atención que brinda la comisaría de Huancayo, la cantidad de personal, la logística, el mobiliario no guardan coherencia, siendo esta una brecha que se debe de cerrar para menguar el índice de inseguridad y actos delincuenciales», exhorta la Contraloría.

Región Junín

La Contraloría repotó que en las demás provincias de la región, la situación es similar. En Concepción y Chupaca, las cámaras de vigilancia se encuentran inoperativas. En el distrito de Carhuamayo, se cuenta solo con una camioneta para el resguardo de 6 000 habitantes; el personal policial no cuenta con equipos de comunicación fijos o móviles y por eso utilizan sus celulares personales. Lo mismo sucede en Tarma, donde tampoco hay radios portátiles.

En San Ramón, la única camioneta de serenazgo no tiene revisión técnica vigente y las motocicletas no llevan sirenas ni circulinas. En Pichanaki, solo se cuenta con una motocicleta, 3 camionetas y 3 bicicletas. Estos medios de transporte son insuficientes ya que la población ha rebasado los 50 mil habitantes.

Por otro lado, en Jauja, los efectivos tienen que trasladarse hasta Huancayo (más de 90 km, ida y vuelta) para abastecerse de combustible, pues el proveedor de gasolina se encuentra en este ciudad. Esto ha provocado que se almacene combustible semanalmente por los propios policías, lo que resulta altamente riesgoso.

Informes

La Contraloría explicó que realiza estas acciones con el propósito de identificar situaciones adversas que puedan afectar los servicios de seguridad ciudadana.

Sus informees de control serán derivados a las instituciones correspondientes, como el Ministerio del Interior y las municipalidades para que tomen las medidas correctivas del caso.

Huancavelica

En Huancavelica, la Contraloría también identificó limitaciones en el servicio de seguridad ciudadana, las cuales serán comunicadas oportunamente al Ministerio del Interior y a los titulares de las municipalidades provinciales y distritales visitadas.

En las comisarías, la Contraloría verificará si el patrullaje se realiza las 24 horas, si la dependencia cuenta con vehículos y equipos informáticos operativos, la actualización de los mapas de riesgo y del delito, el funcionamiento de sus equipos de comunicación, además de la planificación del patrullaje integrado con el serenazgo de la municipalidad.

Asimismo, la gestión que realizan con las juntas vecinales y la ejecución de los programas preventivos que deben liderar. Del mismo modo, se verificará el procesamiento de denuncias sobre violencia familiar o contra la mujer.

En el caso de las municipalidades, verifica la operatividad de los vehículos para el patrullaje del serenazgo, así como la organización de dicho servicio, la planificación y ejecución del plan de seguridad ciudadana y del patrullaje a cargo de la comuna, el funcionamiento de los sistemas de video vigilancia, la planificación y ejecución del patrullaje integrado con la PNP, además la gestión de los programas preventivos a cargo de la municipalidad.

 



Categories: Sociedad

Tags: , , , ,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: