clandestino.pe

Hermanos Quintanilla demandan ante Indecopi nulidad de patente K’jantu Perú

Eduardo y Herbert Quintanilla Dávila argumentan que Dante Dávila Lazo, actual beneficiario del registo de marca K’jantu Perú, actuó con mala fe para atribuirse el papel de fundador de la emblemática agrupación musical huncaína.

Hermanos Herbert y Eduardo Quintanilla Dávila

Hermanos Herbert y Eduardo Quintanilla Dávila denuncian un boicot para su trabajo como artistas.

Desde el pasado 23 de abril, se encuentra en el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi), una acción de nulidad de registro de marca, interpuesta por los hermanos Eduardo y Herbert Quintanilla Dávila, fundadores de K’jantu Perú, la emblemática agrupación musical, nacida en Huancayo en 1985.

La demanda busca que el Indecopi anule el registro de la marca K’jantu Perú, inscrita a favor de Dante Dávila Lazo en febrero del 2016, pues este habría incurrido en el supuesto de mala fe, prescrito como causal para el retiro de dicho registro.

Los hermanos Quintanilla sustentan la mala fe del señor Dante Dávila Lazo en el hecho de que este, siendo integrante de la agrupación musical K’jantu, «sin información previa, consulta o permiso, decidió de manera oculta y unilateral realizar el registro de la marca en cuestión».

LEA TAMBIÉN: Festival Kallpay Warmi: Celebración a la mujer y a nuestra identidad indígena

Otro argumento de peso es que el nombre K’jantu ha sido utilizado por los hermanos Quintanilla desde la década de los ochenta, reconocidos en el ámbito regional, nacional e interncional, mucho antes de que el Indecopi le otorgase el registro de marca a Dante Dávila, recién el 4 de febrero de 2016.

Según la demanda, Dante Dávila intentó desde el 2009 patentar la mara K’jantu a espaldas y sin consentimiento de la agrupación y ahora, habiendo logrado su objetivo, realiza acciones que obtaculizan el normal desarrollo de las actividades artísticas de los hermanos Quintanilla.

En 1985, Dante Quintanilla Dávila y su hermano Herbert, aun estudiantes del colegio Santa Isabel, fundaron una agrupación musical latinomerica, al cual bautizaron con el nombre de K’jantu (Flor de los incas, en castellano); reconocido luego por el entonces Instituto Nacional de Cultura.

«Sería injusto que el señor Dávila, quien recién integró la agrupación en 1986, tenga la patente de una agrupación que nosotros hemos construido por más de 30 años”, expresó Dante Quintanilla.

Historia

En 1989, K’jantu graba su primera producción «Sin Tí», un casett de la época con 12 canciones.  En 1993 y 1994 protagoniza una gira internacional en Ecuador, en la cual Dávila no participa al haberse retirado de la agrupación, y se reintegra en 1995, a invitación de los hermanos Quintanilla.

En 1998, K’jantu graba su segunda producción, «Redodeando notas», a partir del cual utiliza el nombre K’jantu Perú, y ha participado en numerosas presentaciones, con grupos reconocida tratectoria, entre ellos Los Kjarkas.

LEA TAMBIÉN: Retablo ayacuchano es Patrimonio Cultural de la Nación

Herbert Quintanilla aseguró que la decisión de hacer pública la acción de nulidad de registro de marca, se debe a que Indecopi debe definir con justicia sobre la patente, y que, en casos similares, le dé la razón a las personas que merecen la titularidad de una agrupación musical.

“Se nos quiere quitar el derecho al trabajo, porque a los promotores que nos contratan con el nombre de Reencuentro K’jantu, el señor Dávila los amenaza señalando que somos los impostores”, dijo.

Eduardo Quintanilla es autor y compositor del 80% de canciones de la agrupación Kjantu Perú y obtuvo tres importantes reconocimientos: Orgullo de Huancayo (2005), Patrimonio Cultural vivo de la Nación Wanka (2005) y el primer puesto en la categoría Andina en el II Festival Claro (2009) con su canción El Mantaro Revive.



Categories: Cultura Popular

Tags: , , , , ,

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas